Tipos de pergolas: ¿Qué tipos hay?

Vivir al aire libre y pasar la mayor parte del tiempo fuera de nuestras viviendas es uno de los mayores lujos que se puede tener.

En España, disfrutamos de largos veranos, primaveras y otoños templados, e inviernos fríos pero luminosos durante las horas de luz. Esto hace que podamos disfrutar y pasemos la mayor parte del tiempo fuera de nuestras viviendas.

Si eres de los afortunados que vive en una casa modular o tradicional con parcela y lo que buscas es disfrutar más de los espacios abiertos al exterior, existen infinidad de soluciones en el mercado, pero una de las que está tomando mayor protagonismo son las pérgolas

La pérgola es el complemento ideal para integrar el espacio interior de la vivienda y el exterior haciendo de transición entre ambos espacios, creando espacios diáfanos y transitables donde se puede desayunar y comer en los meses de verano, cenar a la luz de la luna, tomar el sol, reunirse con los amigos o simplemente disfrutar  de la lectura en las horas centrales de los días de invierno.

Además este tipo de complementos pueden duplicar el espacio de las estancias de tu hogar, con un coste muy inferior al coste por metro cuadrado de la vivienda construida

Pergolas de madera

Se suele utilizar este material tanto en la estructura como en el techo, siendo los listones de madera la última tendencia más utilizada.

Aunque las pérgolas de madera crean un ambiente cálido y muy reconfortante, requiere de muchos cuidados y hay que tratarla con productos especiales para que no se pudra y se deteriore. Los ambientes húmedos o muy calurosos son nefastos para ella.

Si te decantas por este tipo de pérgolas, ten en cuenta que existen unas maderas que son más resistentes para exterior, como el pino autoclave, abeto o maderas exóticas como la teka.

Pergolas de caña

Son las conocidas como pérgolas de carácter “slow”.

Muy recurrentes para los que tienen un presupuesto reducido y buscan un estilo decorativo y relajado para su espacio exterior. Generalmente tienen una estructura de madera con techos de caña, bambú u otro material natural.

Este tipo de pérgolas no ofrecen un aislamiento completo y requieren renovarse cada cierto tiempo. Los cañizos desprenden pequeñas fibras con lo que la limpieza en el interior ha de ser más continua

Pergolas de cristal

Son una de las soluciones más utilizadas hoy en día, ya que se convierten en estancias cerradas que se pueden utilizar tanto en invierno como en verano sin perder la conexión con el entorno

Los techos de vidrio pueden ser fijos o móviles. Estos últimos están formados por módulos que pueden deslizarse para abrirlos o cerrarlos según te interese.

El cerramiento lateral también puede ser móvil, creando estancias aisladas y cerradas en invierno o abiertas y frescas en los meses de verano

Un sustituto al vidrio y que puede ser una alternativa más económica es el policarbonato con un grado de transparencia que alcanza hasta el 99%. Aunque es un material más económico que el vidrio, en su versión más transparente, la transmitancia puede ser muy alta haciendo que se acumule más calor de lo deseable.

Pergolas bioclimaticas

El concepto de bioclimático ha llegado al mundo de la construcción con el objetivo de diseñar y construir casas con el mayor confort ambiental utilizando los recursos naturales y las condiciones locales del lugar en el que vivimos con el fin de ahorrar energía.

Esto se consigue manteniendo el equilibrio térmico entre cada habitación mediante la difusión o evacuación del calor.

Este concepto ha llegado a todos los puntos de la casa incluso hasta el exterior, donde las pérgolas bioclimáticas, aunque es todavía una novedad están tomando mucha fuerza en la construcción.

Esta se encargará de forma natural de regular la temperatura del recinto, protegiéndolo al mismo tiempo de la lluvia,  radiación solar o cualquier otra inclemencia meteorológica.

Pueden incorporar sistemas de climatización para calentar la estancia, como para enfriarlas, complementos como luces, altavoces e incluso todo controlado con domótica

Por lo general, el techo está formado por lamas orientables de 0º a 135º según nos interese.

Disponen de un cerrado perimetral también retráctil que permite cerrar o abrir en función de las necesidades que tengamos

La pérgola bioclimática la podemos clasificar dentro del mundo de la construcción modular pues una de sus ventajas es que puedes ampliar su tamaño siempre que quieras añadiendo tantos módulos como el espacio nos permita

“En Bohome tenemos el complemento de pérgola ideal para nuestras casas modulares en Valencia para que puedas disfrutar del exterior durante todo el año. Pregúntanos y te asesoraremos”

¿Seguimos leyendo?