Materiales para casas prefabricadas

Cuando hablamos de casas prefabricadas nos puede surgir la duda de cuál es el mejor material para este tipo de construcción. Y aunque la respuesta puede ser muy amplia, hay tres materiales que suenan con más fuerza: el hormigón, el acero y la madera.

El auge de estas viviendas ha dado lugar a diferentes tipos, técnicas y sistemas de construcción, pero una buena elección en el material elegido es muy importante para una mejor eficiencia de la misma.

Varios son los factores que influyen en la elección de un material u otro, pero los más importantes son: el presupuesto del que disponemos, el terreno, el clima y las características de la vivienda que tengamos en mente de nuestro hogar soñado.

            Para facilitarte el proceso, procedemos a realizar un análisis de los puntos fuertes y débiles de los materiales más frecuentemente usados en las casas prefabricadas

1.-El Hormigón

El hormigón es el material por excelencia en la construcción. Está formado por cemento, arena, piedras, agua y aditivos complementarios.

Debido a su alta resistencia se suele utilizar en estructuras más robustas, como chalets y viviendas de grandes dimensiones, creando viviendas con gran estabilidad. durabilidad.

Aunque no es un material demasiado aislante, este problema se soluciona añadiendo elementos y sistemas aislantes térmicos. De esta forma se cumple con los requerimientos de eficiencia ehergética que se estipulan en la construcción de casas prefabricadas.

Otro de los puntos débiles en la utilización del hormigón en si transporte hasta la ubicación final, pues puede resultar pesado y costoso ya que a veces se necesita maquinaria especializada.

Y aunque la posibilidad de personalización de estas viviendas ha sido siempre un hándicap, es un tema que en Bohome lo hemos trabajado para construir viviendas con diseño y al gusto del cliente.

En cualquier caso, y aun teniendo estas desventajas, las casas prefabricadas quedan geniales construidas en hormigón, además duran muchísimo.

2.-La Madera

La madera es otro de los materiales estrella en las construcciones prefabricadas dada su versatilidad y elegancia, creando viviendas con estilo y personalizadas a un precio bastante competente.

Además este material es ligero, fácil de trabajar, transportar y ensamblar.

En la fabricación de los módulos y para que su instalación y conexión sea lo más fácil posible, se comprimen diferentes tipos de maderas.

De esta manera tendremos:

Maderas duras: Ideales para combatir los altos niveles de humedad y cambios drásticos de temperatura.

Maderas blandas: Utilizadas en recubrimientos interiores pues son más estéticas.

Este material goza de buen aislamiento, y es considerado como uno de los materiales más sostenibles que hay, con lo que es una buena opción para las personas preocupadas por el medio ambiente y la ecología.

Pero como en el hormigón, no todo son ventajas. El clima adverso o las dimensiones de la vivienda son un punto a tener en cuenta a la hora de construir con madera.

Además requiere de unos cuidados especiales para mantenerlo en buenas condiciones, que a la larga pueden resultar costosos.

3.-El Acero

            El acero es otro de los materiales más utilizados en la construcción de viviendas modulares prefabricadas, sobre todo cuando hablamos de la estructura de la casa.

Al igual que el hormigón, el acero destaca por ser muy duradero y resistente. Pero se le puede añadir una ventaja más, las casas construidas con este material llevan menos tiempo de fabricación debido a su ligereza y maleabilidad, reduciendo considerablemente los tiempos de construcción, y los costes de transporte y montaje al no necesitar maquinaria pesada.

Para aquellas personas a los que les importa el medio ambiente, decir que este material produce muy pocos residuos, y aunque no es uno de los más ecológicos, se ajusta bastante a los principios de sostenibilidad.

            Utilizar el acero como material para fabricar casas prefabricadas ofrece muchas posibilidades a la hora de personalizar la vivienda al ser un elemento fácil de trabajar. 

¿Seguimos leyendo?