Cómo ser autopromotor de mi propia vivienda

Ser autopromotor es una de las tendencias actuales en el mundo de la construcción, pero aún hay mucha gente que desconoce en qué consiste.

Si has llegado a nuestra web de Bohome modular, es muy posible que estés interesado en comprar una casa nueva, así que esto te interesa

Lo primero es definir que es un promotor inmobiliario

Según La Ley 38/1999 define al promotor inmobiliario en su artículo 9 se define al promotor como:

“cualquier persona, física o jurídica, pública o privada, que, individual o colectivamente, decide, impulsa, programa y financia, con recursos propios o ajenos, las obras de edificación para sí o para su posterior enajenación, entrega o cesión a terceros bajo cualquier título.”

Alguna de las obligaciones del promotor sería:

  1. Ostentar sobre el solar la titularidad de un derecho que le faculte para construir en él.

b) Facilitar la documentación e información previa necesaria para la redacción del proyecto, así como autorizar al director de obra las posteriores modificaciones
del mismo.

c) Gestionar y obtener las preceptivas licencias y autorizaciones administrativas, así como suscribir el acta de recepción de la obra.

d) Suscribir los seguros previstos en el artículo 19.

e) Entregar al adquirente, en su caso, la documentación de obra ejecutada, o cualquier otro documento exigible por las Administraciones competentes.

En resumen, es aquella persona que invierte dinero en la construcción de una vivienda parar venderla a un tercero y ganar un beneficio económico

Qué pasa si decides ser el promotor de tu propia vivienda… pues que en esta caso te conviertes en autopromotor

Por tanto la diferencia entre ser promotor o autopromotor es que le primero promueve la obra con el fin de ganar dinero, mientras que el fin del autopromotor es construir algo para su uso y disfrute

Hay un punto importante que debes de tener en cuenta, y es que si construyes con la idea de alquilar tu vivienda, estarás catalogado como promotor, y no como autopromotor

Una diferencia importante entre ambos es que mientras un autopromotor tan solo paga el 10% de IVA sobre el presupuesto de contrata, un promotor debe pagar el 21%

Autopromoción asistida

Si has decidido autopromocionar tu casa, la autopromoción asistida es una opción que debes conocer

La autopromoción asistida de viviendas es un proceso de promoción indirecto en el que el autopromotor deja en manos de una gestora el desarrollo y supervisión de la obra según proyecto, recibiendo el apoyo de un profesional, el cual se encarga de realizar los trámites de la autopromoción desde el principio hasta que esté terminada la vivienda, gestionando permisos, seguros, etc.

Son varias las ventajas de la autopromoción asistida, de las cuales podemos destacar:

  • Nosotros tenemos el poder de decisión y voto. Aunque cedamos los poderes a una tercera persona seguimos teniendo voz y voto en todas las decisiones técnicas de la obra, así como en la elección de materiales y acabados de la obra, para que la vivienda quede a nuestro gusto
  • Nos olvidamos del jaleo que conlleva todo el papeleo con las entidades municipales para conseguir licencias y permisos
  • Todo está estipulado en los estatutos de la comunidad de bienes con lo que cualquier contratiempo no hay problema de reclamación
  • Ahorro económico con respecto a una obra de construcción tradicional.  Aunque la cantidad varía en función del volumen de la obra, se estima que el ahorro podría llegar a ser hasta de un 30%
  • Y ahorro de tiempo, ya que la gestora se encarga de la parte más pesada de la obra, dejándonos tiempo para tomar decisiones respecto a la personalización de nuestra vivienda

Pasos a seguir para la promoción de mi propia vivienda

A continuación vamos a definir los pasos que debemos dar para hacernos autopromotores de manera exitosa.

1.-Encontrar el terreno adecuado.

Si no eres de los afortunados que ya tiene  su terreno este es un punto muy importante. El acceso, la topografía, la localización, etc. son puntos clave para una buena elección y que la obra fluya por el mejor camino, sobre todo si vas a construir una vivienda modular.

En Bohome modular te ayudamos en este proceso asesorándote en cada uno de los puntos

Una vez elegido el terreno tienes dos opciones a la hora de realizar la compra:

            -Por Banco. Es un poco complicado, pues los bancos no suelen financiar este tipo de compras por lo que las contrataciones suelen ser poco beneficiosas para el cliente.

            -Sin ayuda del banco. Si tienes la suerte de poderlo comprar con tus propios recursos, es interesante que lo adquieras con proyecto y licencia listos, de esta forma la tasación al ser en conjunto es más económica.

2.-Encontrar un arquitecto

Encontrar  un buen arquitecto es clave para el éxito de nuestro proyecto.

Puedes pedir precio a varios profesionales o preguntar a conocidos que hayan trabajado con alguno. Fíjate en su experiencia, proyectos anteriores, calidad de sus trabajos…

3.- El proyecto.

Una vez elegido el arquitecto se elaborara el proyecto básico con el cual el ayuntamiento te entregara la licencia de obra.

Posteriormente se realiza el proyecto de ejecución donde se especifica toda la parte técnica y estructural, un estudio de seguridad y salud, y el proyecto de instalaciones, que suele ser realizado por un ingeniero industrial.

4.-La constructora.

La elección de la constructora que se va a encargar de la ejecución de la obra es otro de los puntos fundamentales.

 AL igual que con la elección del arquitecto, pide precio a varias empresas o infórmate y pregunta a conocidos que hayan trabajado con ellos.

 Una vez elegida la constructora y para no tener sorpresas económicas, preséntales el proyecto y define con ellos un presupuesto cerrado que no esté sujeto a cambios.

5.-Trámites administrativos.

Con el fin de tener todo en regla deberás presentar el Proyecto de Ejecución que avale el inicio del proyecto y la Declaración de Obra Nueva en Construcción. Esta última deberás presentarla al banco en caso de que hayas solicitado un préstamo hipotecario

-Al comenzar con la obra. Para estar amparado legalmente y no tener problemas tendrás que presentar la licencia de obras, el acta de replanteo y el certificado de inicio de obra.

Deberás contar con plan de Seguridad de la Obra y un seguro para estar cubierto ante la seguridad de la obra desde el punto de vista civil

-Al terminar la obra. Uno de los trámites más importantes al finalizar la construcción son:

            -El certificado de final de obra, revisada por el colegio de arquitectos

            -El libro del edificio. Le realiza el arquitecto y consta de:el proyecto inicial, una enumeración de todos los implicados en la obra, los planos finales y las pólizas de garantía.

Si con toda esta información sigues interesado en ser autopromotor, contacta con nosotros. En Bohome te ayudamos a que tu viaje en el mundo de la construcción sea algo sencillo y satisfactorio construyendo casas modulares en Valencia.

¿Seguimos leyendo?